logo

El Viaje del Héroe

A través de mi método, “El Viaje del Héroe”, te enseñaré a entrenar desde la base, a alimentarte con sabiduría y a cambiar tus hábitos, para llevar tu vida a un máximo rendimiento.
Horarios
Monday - Friday 07:30AM - 22:00PM
Formulario de contacto

Servicios (requerido)


He leído y acepto el Aviso Legal y la Política de Privacidad.

Declaro, bajo mi propia responsabilidad, ser mayor de 18 años y respondo de manera exclusiva de la veracidad de dicha declaración.

Acepto recibir la información que la entidad considere oportuno enviarme por correo electrónico o medio de comunicación electrónica equivalente. (Es posible darse de baja en cualquier momento).

Top

Origen y beneficios del HIIT

Este va a ser el primero de una serie de artículos relacionados con el HIIT. Mi intención es romper viejos dogmas relacionados con su aplicación, y que aprendas a crear tus propias sesiones de alta intensidad.

Espero que los disfrutes, y te sirvan para mejorar tu estado de salud y tu composición corporal, evitando métodos de moda que lo único que harán es hacerte perder el tiempo y la motivación.

Sin más dilación, vamos allá.

 

¿CORRER? NO, GRACIAS.

 

Seguro que en más de una ocasión, has visto como alguien que quiere bajar de peso empieza a correr. Normalmente comienza bastante motivado, pero a lo largo del tiempo, el cual es variable según las capacidades y limitaciones personales, esa persona empieza a sentirse muy cansada, se estanca en su objetivo de quema de grasa e incluso, llega a sentir dolor en ciertas partes del cuerpo, como en las rodillas o la cadera.

Esto es completamente normal. ¿Sabías que tu peso se puede llegar a multiplicar hasta por cinco, en cada zancada que das al correr? Imagina ese exceso de carga, de manera reiterada, paso a paso, en alguien que no está acostumbrado y que además, tiene una técnica deficiente.

Pues lo normal es que termine lesionada.

La mala noticia, es que tienes que entrenar, para poder correr. Y mucho. Técnica de zancada, fuerza, movilidad…

La buena noticia es que hay una forma mucho mejor para perder peso y aumentar tu resistencia: el HIIT.

 

El HIIT logra los mismos beneficios en la capacidad aeróbica que un cardio clásico en mucho menos tiempo, y además, tiene otros muchos beneficios añadidos muy interesantes.

 

¿QUÉ ES ESO DE HIIT?

HIIT es la abreviatura de High Intensity Interval Training, y es el nombre que se le ha dado a los protocolos de alta intensidad que han empezado a popularizarse tanto durante los últimos años.

 

HIIT

 

La razón por la que es tan popular, es por su efectividad en relación al tiempo empleado. La investigación científica ha determinado que es el recurso de entrenamiento más eficaz contra el sobrepeso y las enfermedades metabólicas y si tenemos en cuenta que las enfermedades cardiovasculares representan la tasa mayor de mortalidad en nuestra sociedad, resulta cuanto menos interesante empezar a prescribir este tipo de trabajo físico en la población.

 

LA TEORIA DE LA RELATIVIDAD APLICADA AL ENTRENAMIENTO

Dos grandes estudiosos del fenómeno HIIT, como son Martín F., y Ventin A., ya manifestaron que un HIIT es lo más parecido a la teoría de la relatividad de la que hablaba Einstein, ya que durante la ejecución de un intervalo de alta intensidad bien ejecutado, experimentaremos lo largo y lo corto que puede ser un segundo al mismo tiempo.

Esto es debido a que la intensidad es tan elevada, que mientras ejecutamos el ejercicio el tiempo parece no moverse, y mientras descansamos, da la sensación de que el tiempo pasa mucho más deprisa.

Esto debería darnos una idea de las intensidades que se manejan cuando hablamos de un HIIT.

Por lo tanto, olvida la mayoría de los métodos comerciales que prometen resultados increíbles en pocas semanas, ya que para llegar a ejecutar un HIIT correctamente, necesitarás de un proceso de adaptación. Si no, cuando empieces, lo más probable es que, o caigas en fatiga, o no seas capaz de aplicar la suficiente intensidad para lograr los resultados que buscas.

 

¿QUÉ BENEFICIOS SE LE ATRIBUYEN AL HIIT?

El HIIT logra los mismos beneficios en la capacidad aeróbica que un cardio clásico en mucho menos tiempo, y además, tiene otros muchos beneficios añadidos muy interesantes:

•Mejora la función y capacidad cardiovascular.
•Mejora la sensibilidad a la acción de la insulina.
•Aumenta la capacidad oxidativa muscular.
•Mejora la función endotelial.
•Aumenta los depósitos de glucógeno.
•Reduce la grasa visceral.
•Incrementa el volumen sistólico.
•Aumenta la función mitocondrial.

Es decir, un protocolo de HIIT bien diseñado, es tremendamente eficaz contra la pérdida de grasa y las enfermedades metabólicas.

 

Un protocolo de HIIT bien diseñado, es tremendamente eficaz contra la pérdida de grasa y las enfermedades metabólicas.

 

¿DE DÓNDE VIENE EL HIIT?

Considero que es muy importante conocer el origen de las cosas, para entender su aplicabilidad.

 

HIIT

 

En concreto, el HIIT viene del alto rendimiento. Fue popularizado por Emil Zatopek, el mejor fondista de todos los tiempos, apodado “la locomotora humana”. Zatopek comenzó a aplicar protocolos de alta intensidad en sus entrenamientos, y ello le llevó a conseguir el triple éxito más asombroso de la historia del atletismo y de los Juegos Olímpicos: cuatro oros olímpicos, una plata, 28 récords mundiales batidos en nueve especialidades distintas y seis años invicto.

Muchos comenzaron a imitarlo, y por ello, surgió la necesidad de trasladar la alta intensidad al resto de los mortales. Así, en los últimos años, se ha invertido mucho tiempo y dinero en estudios de laboratorio, para intentar buscar una manera de aprovechar los múltiples beneficios de HIIT en objetivos más relacionados con la salud y el entrenamiento.

El HIIT más conocido es el ideado por Izumi Tabata, un fisiólogo japonés, que en 1996 comprobó que un entrenamiento de cuatro minutos al día a máxima intensidad, era más efectivo que un entrenamiento clásico de una hora. El protocolo consistía en 8 series de 20 segundos de trabajo por 10 segundos de descansos intercalados en un cicloergómetro (bici estática) al 170% del VO2max. De ahí, la moda del Tabata, que muchos utilizan como protocolo para sus sesiones de alta intensidad.

Lo que la mayoría no entiende, es que para llegar al 170% del VO2max, necesitan una capacidad muscular y una resistencia de base importante, o lo más probable es que se desmayen en el intento.

En conclusión, hoy día no quedan dudas acerca del tremendo potencial del HIIT, pero es importante entender que una persona normal no puede pretender comenzar su experiencia deportiva con este tipo de protocolos, sin antes pasar por un proceso de adaptación.

En las próximas entradas del blog, te contaré cómo empezar con tus primeras sesiones de HIIT, para que puedas disfrutar lo antes posible de sus beneficios, sin morir en el intento.

Share

No Comments

Post a Comment